Decreto-Ley del Seguro Social Imprimir

En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 5.891 Extraordinario, del 31 de julio de 2008, fue publicado el Decreto-Ley del Seguro Social. El Decreto-Ley en comentarios forma parte de los 26 últimos Decretos-Leyes dictados en el marco de la Ley Habilitante, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.617, del 1º de febrero de 2007.

1.- Exposición de Motivos: Se busca concientizar a los empleadores de la necesidad de cumplir oportunamente con las obligaciones que establecen la Ley del Seguro Social y su Reglamento. La Ley se limita a fijar mecanismos para que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) pueda exigir el cabal cumplimiento de las obligaciones previstas en la Ley, aumentando así la recaudación de las cotizaciones. La Ley no introduce nuevas obligaciones.

2.- Intereses Moratorios: El retardo en el pago de las cotizaciones o cualquier otro concepto que se adeude al IVSS por parte del empleador, generan el pago de interese de mora a la “tasa activa” promedio establecida por el Banco Central de Venezuela vigente para el momento del incumplimiento (1% mensual según normativa anterior).

3.- Infracciones:
Son las acciones u omisiones que incurran los empleadores en las conductas tipificadas en la Ley. Las multas son expresadas en unidades tributarias para ajustar el valor al momento en que se cometa la infracción.

El empleador incurre en una infracción por cada uno de los asegurados afectados, a excepción de las infracciones sobre obligaciones documentales que pueden considerarse de carácter colectivo.

Las infracciones se califican en leves, graves y muy graves, y serán sancionadas con multas equivalentes a 25, 50 o 100 unidades tributarias, según el caso, y en caso de infracciones muy graves se puede llegar hasta el cierre temporal del establecimiento empresa.

El empleador que incumpla con la obligación de enterar a tiempo las cotizaciones, incurrirá en infracción muy grave especialmente calificada, por cada uno de los trabajadores afectados, y será sancionado con el equivalente a 5 unidades tributarias por semana hasta un máximo de 52 semanas. En caso de reincidencia, el empleador puede ser sancionado con el cierre temporal de la empresa.

Antes de esta Ley de Reforma, la normativa vigente desde 1991 establecía el pago de multas que eran expresadas en bolívares, fijando un mínimo y un máximo sin posibilidad de ajuste en el tiempo. Esta normativa tampoco establecía una clasificación de las infracciones.

4.- Créditos Privilegiados:
La Ley de Reforma de la Ley del Seguro Social le da el carácter de “crédito privilegiado” a los créditos causados por cotizaciones dejadas de pagar al IVSS, excepto cuando concurran con los procedentes de pensiones alimenticias, salarios y demás derechos derivados del trabajo.

5.- Certificado de Solvencia: Los Jueces, Registradores, Notarios y cualquier otra autoridad, deben requerir al interesado el certificado de solvencia del IVSS para dar curso a toda operación de venta, cesión, donación o traspaso de una empresa, establecimiento, explotación o faena. Igual formalidad se exigirá a los empleadores para: (i) participar en contrataciones públicas que promuevan los órganos o entes del sector público, y para hacer efectivo cualquier crédito contra éstos; (ii) solicitar el otorgamiento de divisas.

6.- Vigencia: La Ley de Reforma de la Ley del Seguro Social entró en vigencia el 31 de julio de 2008, con excepción de las disposiciones relativas a las infracciones y sanciones que entrarán en vigencia a los 90 días siguientes a la fecha antes indicada.