Providencia para la adquisición de divisas destinadas a importaciones productivas. Imprimir

En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.987, del 5 de agosto de 2008, fue publicada la Providencia Administrativa Nº 090 de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), que regula los requisitos y el trámite para la autorización de adquisición de divisas (AAD) por hasta US$ 50.000, por cada operación aduanera de importación, destinadas a las importaciones productivas.  Tales divisas están destinadas a la importación de bienes de capital, insumos y materias primas determinados en la Resolución dictada por el Ministerio del Poder Popular para la Economía y Finanzas en ejecución del Decreto Presidencial Nº 6.168, del 17 de junio de 2008, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.958, del 23 de junio de 2008.  Los sujetos de las normas en comentarios son los usuarios inscritos en el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas (RUSAD) al 11 de junio de 2008, que hayan obtenido Autorizaciones de Liquidaciones de Divisas (ALD) por importaciones realizadas con anterioridad a dicha fecha, y que cumplan con los criterios establecidos al efecto por CADIVI.
 
Para la solicitud, el usuario debe presentar por ante el operador cambiario los siguientes requisitos: (i) planilla obtenida por medios electrónicos; (ii) copia de la factura proforma; (iii) certificado de no producción nacional o producción insuficiente, emitido con anterioridad a la fecha de la solicitud de AAD, cuando corresponda; y (iv) cualquier otro documento que requiera CADIVI.  Una vez presentados los recaudos, no podrá hacerse cambio en el tipo de divisas solicitadas.  El operador cambiario deberá verificar y tramitar electrónicamente la solicitud ante CADIVI dentro de los 5 días hábiles bancarios siguientes, quien emitirá su conformidad o rechazo luego de vencido dicho lapso.  La AAD emitida en estos términos –que es intransferible- tendrá una vigencia de 180 días, contados a partir de su otorgamiento, salvo que CADIVI considere oportuno conceder un lapso mayor.  Se mantiene, a estos efectos, la prohibición de obtener la AAD con posterioridad al embarque de la mercancía en el puerto de origen.
 
Una vez llegada la mercancía, el usuario debe solicitar la verificación física de la mercancía, a través de la Oficina de Verificación Aduanal respectiva, para lo cual deberá consignar los recaudos profusamente enumerados en la Providencia.  Se entiende que el usuario ha renunciado a la AAD cuando incumpla con la exigencia de la verificación física, para lo cual deberá retirar de la oficina aduanal la declaración y acta de verificación aduanal respectiva dentro de los 20 días hábiles siguientes a la verificación.  Luego de esto, dentro de los 15 días siguientes el usuario debe presentar la declaración y acta de verificación aduanal al operador cambiario, conjuntamente con otra serie de recaudos largamente enumerados en la Providencia.  Así, en los 5 días hábiles bancarios siguientes el operador cambiario tramitará electrónicamente la autorización de liquidación de divisas (ALD) ante CADIVI, quien la emitirá una vez que se haya comprobado el cumplimiento de tales requisitos.
 
CADIVI puede realizar labores de fiscalización, para el control posterior del cumplimiento de la normativa cambiaria y, en especial, de lo previsto en la Providencia en comentarios, pudiendo a tal efecto requerir de los usuarios, en cualquier momento, la información o recaudo necesario para verificar los datos suministrados en la solicitud de inscripción en el RUSAD, y las solicitudes de AAD o ALD.  En caso de incumplimiento, el usuario no podrá realizar nuevas solicitudes de AAD conforme a lo previsto en la Providencia, sin perjuicio de las responsabilidades a que haya lugar.  Finalmente, si los precios unitarios de los bienes importados superan los precios indicados en la lista de precios referenciales del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), se solicitará el reintegro total de las divisas otorgadas para dichos bienes.  Para ello, CADIVI suspenderá preventivamente el acceso del usuario al Sistema Automatizado de Administración de Divisas, iniciando el procedimiento administrativo correspondiente y sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales a que hubiere lugar.
 
La Providencia entró en vigencia el 6 de agosto de 2008.