Skip to content

Ochoa y Asociados

  • narrow screen resolution
  • wide screen resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • black color
  • cyan color
  • green color
  • red color
Inicio
Exoneración del IVA para el programa "Transporte Público de Personas" PDF Imprimir E-mail

En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.007, del 2 de septiembre de 2008, fue publicado el Decreto Presidencial Nº 6.368, mediante el cual se exonera del pago del impuesto al valor agregado determinadas operaciones realizadas en el marco del Programa “Transporte Público de Personas”, de conformidad con lo previsto en los artículos 74, 75 y 76 del Código Orgánico Tributario y 65 del Decreto-Ley de Impuesto al Valor Agregado. Las operaciones objeto del beneficio fiscal en comentarios son:

  • Las ventas internas de las unidades de transporte público por ensambladoras y fabricantes de carrocerías que hayan suscrito convenios con la República, para el ensamblaje, fabricación y comercialización de los referidos vehículos, siempre que las unidades sean ensambladas o fabricadas en el territorio nacional;
  • Las ventas de unidades de transporte público que realicen las empresas concesionarias autorizadas por las ensambladoras o fabricantes de carrocerías;

  • Las importaciones y ventas nacionales de las partes, accesorios, piezas y componentes necesarios para la producción de vehículos de transporte público de acuerdo con la “política automotriz” del Ministerio del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio, referidas al régimen de Material de Ensamblaje Importado para Vehículos, efectuadas por las empresas ensambladoras que hayan suscrito convenios con la República, para el ensamblaje, fabricación y comercialización de unidades de transporte público, y siempre que en el caso de ventas nacionales se utilicen efectivamente los chasis producidos o ensamblados en el territorio nacional;

  • Las ventas de chasis producidos o ensamblados en el país por las ensambladoras a los fabricantes de carrocerías.

 
En este sentido, el Decreto entiende como vehículos de transporte público de personas a los siguientes: (i) Taxis, con cilindrada de 1,3 a 1,6 cc; (ii) Rústicos, chasis largos, hasta 3.600 Kg.; (iii) Minibuses, hasta 8.500 Kg; (iv) Minibuses periféricos, hasta 8.000 Kg; y (v) Buses, hasta 20.000 Kg. La producción y comercialización de todos estos vehículos gozarán del beneficio, siempre que los ensamblen y comercialicen las empresas que hayan suscrito el respectivo convenio con la República, por órgano del Ministerio del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio en el marco del Programa "Transporte Público de Personas". Las demás características y las respectivas tipologías están especificadas en el Convenio Marco que crea dicho Programa.
 
Sin embargo, no estarán sujetas al régimen de exoneración comentado las operaciones de importación y venta de repuestos, sino que lo estarán únicamente la venta de partes y piezas para el ensamblado o fabricación original de vehículos de transporte público de pasajeros. Las formalidades, documentos, lapsos y mecanismos para hacer efectivo el beneficio en comentarios serán reguladas por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), mediante Providencia Administrativa.
 
Por su parte, en el caso de las ventas nacionales de las partes, accesorios, piezas, componentes y chasis, así como otros insumos fabricados o ensamblados en el país, y listados por el Ministerio del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio para la producción de vehículos de transporte público de personas, el beneficio de exoneración se instrumentará a través de la aplicación de un sistema de emisión y registro de Certificaciones de Débito Fiscal Exonerado del impuesto al valor agregado, que no son otra cosa que los títulos que certifican la realización de una operación exonerada del tributo, de modo similar a como operan los Certificados Especiales de Reintegro Tributario (CERT). Los Certificados de Débito Fiscal Exonerado serán emitidos por el ente exonerado, previa autorización del SENIAT, y son nominales e intransferibles; su monto debe registrarse en el libro de ventas de los proveedores como disminución de los débitos fiscales del período, en un registro adicional al de la venta del bien exonerado que, a los efectos del Libro de Ventas, debe reflejar el impuesto que –en teoría- se habría causado en la operación, para que con su neutralización con el Certificado en comentarios se verifique el efecto económico deseado. El adquirente debe registrar el Certificado, del mismo modo, como una disminución de los créditos fiscales en su libro de compras. Los Certificados de Débito Fiscal Exonerado deberán entregarse en original dentro de los 10 días hábiles siguientes al período de imposición en que se generen las respectivas operaciones, y la fecha de su emisión debe coincidir con la fecha de cierre del período de imposición respectivo, de modo que el referido Certificado refleje todas las operaciones hechas entre dos agentes económicos en un período de imposición.
 
En los casos que los contribuyentes ordinarios que realicen ventas nacionales de partes, accesorios, piezas, componentes y chasis, así como otros insumos fabricados en el país definidos para la producción de vehículos de transporte público de personas que estén sujetos al beneficio de exoneración en comentarios, puedan demostrar que en virtud del registro de la Certificación de Débito Fiscal Exonerado se les genere un monto de crédito fiscal soportado que no pueda ser deducido en un período, podrán solicitar el reintegro por el monto de certificación de débito fiscal no aplicado correspondiente, a través del procedimiento establecido en el Decreto que a tal efecto dicte el Ejecutivo Nacional para resolver dichas situaciones.
 
La aprobación del beneficio de exoneración por parte del SENIAT, estará condicionada a que los solicitantes no tengan deudas por concepto de obligaciones tributarias nacionales, exigibles para la fecha del pronunciamiento administrativo, a menos que se haya convenido un fraccionamiento de pago con la Administración Tributaria. En este sentido, perderán el beneficio de exoneración previsto en este Decreto, los beneficiarios que no cumplan las obligaciones aquí establecidas, así como lo dispuesto en el Código Orgánico Tributario, siempre que tales conductas configuren indicios de defraudación, en los términos previstos en el mismo, según el artículo 117. Igualmente, perderán el beneficio aquellos contribuyentes que incumplan los convenios de fraccionamiento de pago que debieron suscribir para obtener el beneficio, así como aquellos que, de acuerdo con la evaluación periódica, no alcancen los resultados esperados con la medida de política fiscal en que se fundamenta el beneficio, a juicio del Ejecutivo y conforme con los parámetros establecidos en el propio Decreto.
 
En lo relativo a la vigencia del Decreto, éste señala que estará en vigor desde el 1º de agosto de 2008 hasta el 1º de agosto de 2013. Sin embargo, dado que de acuerdo con la Constitución ninguna norma puede tener efecto retroactivo, consideramos que la vigencia del beneficio en comentarios se extiende desde el 2 de septiembre de 2008, fecha de publicación del Decreto en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, hasta el 1º de agosto de 2013.

 

Idioma

EspañolEnglish

Abogados

Compartir...

Social Web

Siganos por

Twitter Image