Skip to content

Ochoa y Asociados

  • narrow screen resolution
  • wide screen resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • black color
  • cyan color
  • green color
  • red color
Home
Nueva Providencia Nº 257 del SENIAT, sobre Facturación PDF Print E-mail
There are no translations available.

En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.997, del 19 de agosto de 2008, fue publicada la Providencia Administrativa Nº SNAT/2008-0257, dictada por la Superintendencia Nacional Aduanera y Tributaria del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), que establece las Normas Generales de Emisión de Facturas y Otros Documentos, que deroga (i) la Providencia Administrativa Nº 0591, dictada por el SENIAT, que regulaba la misma materia; y (ii) el artículo 12 de la Providencia Administrativa Nº 0592, también dictada por el SENIAT, que establece las Normas Relativas a Imprentas y Máquinas Fiscales para la Elaboración de Facturas y Otros Documentos, regla por la cual se obligaba a la nueva imprenta autorizada que fuere contratada por un emisor de facturas que contrataba sus servicios de impresión con un nuevo impresor, a notificar al SENIAT de tal circunstancia y a esperar la publicación de la notificación en el Portal Fiscal de la Administración Tributaria (http://www.seniat.gob.ve/) para proceder a la nueva impresión.
 
En este sentido, la Providencia Nº 257 modifica formalmente su ámbito de aplicación respecto de lo previsto por la Providencia Nº 591, cuando mediante una redacción más sencilla del artículo 2 aclara expresamente que el régimen de facturación allí previsto es aplicable a todos los tributos nacionales administrados por el SENIAT, sin distinción de tipo, para los sujetos descritos en el artículo 3 de la Providencia: (i) personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica; (ii) personas naturales con ingresos anuales superiores a 1.500 unidades tributarias; (iii) personas naturales con ingresos anuales iguales o inferiores a 1.500 unidades tributarias, cuando las facturas sean empleadas como prueba del gasto a los fines de la determinación del impuesto sobre la renta para el adquirente, siendo que en el caso contrario las facturas deberán emitirse conforme a lo previsto en la Providencia Administrativa Nº 1.677, que regula las formalidades de facturación para contribuyentes formales del impuesto al valor agregado, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37.661 del 31 de marzo de 2003.
 
Por otra parte, la Providencia Nº 257 elimina la prohibición de la Providencia Nº 591 respecto de la emisión de facturas sobre formas libres de forma mecánica, manteniéndose dicha prohibición para el empleo de medios manuales para el llenado de dichas formas libres.
 
Igualmente, la Providencia Nº 257 modifica el régimen de sujeción a la obligación de emplear máquinas fiscales a que se refiere el artículo 8, para los contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado, los sujetos que realicen operaciones en Duty Free Shops y los sujetos que no califiquen como contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado cuyos ingresos brutos superen las 1.500 unidades tributarias, en los siguientes casos: (i) se sustituye el supuesto de ventas de equipos de calefacción por el de venta de equipos de aire acondicionado; (ii) se obliga a los prestatarios de servicios de instalación de vidrios, reparaciones de artículos de cuero, textiles, calzados, prendas de vestir o sus accesorios, maletas, bolsos de mano, accesorios de viaje y artículos similares; (iii) se obliga a los vendedores de productos farmacéuticos, medicinales, nutricionales, ortopédicos, lentes y sus accesorios, equipos de computación, sus partes, piezas, accesorios y consumibles, equipos de impresión y fotocopiado o sus partes, piezas y accesorios; y (iv) se libera de la obligación en comentarios a los hoteles, casas de huéspedes, campamentos y otros lugares de alojamiento.
 
Por otra parte, la Providencia Nº 257 elimina una polémica prohibición contenida en la anteriormente vigente Providencia Nº 591, en lo relativo al empleo de más de un medio de facturación en los casos de sujetos obligados al uso de formatos elaborados por imprentas autorizadas, ex artículo 9 de esta última. Asimismo, los sujetos obligados al empleo de máquinas fiscales podrán emitir sus facturas y otros comprobantes mediante formatos elaborados por imprentas autorizadas en el caso que la máquina fiscal no sea capaz de imprimir el nombre y número de Registro de Información Fiscal (RIF) del adquirente, y el comprobante sea utilizado por éste como prueba del gasto a los fines de su deducción en el impuesto sobre la renta o la operación se realice entre contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado. A esta última disposición se agrega el supuesto en que el adquirente requiera del emisor de la factura o documento equivalente más de una copia del comprobante respectivo.
 
En lo atinente a los requisitos que deben cumplir las facturas y otros comprobantes en el momento de su emisión por los contribuyentes ordinarios del impuesto al valor agregado, la Providencia Nº 257 señala que, en el caso de facturar la venta de un bien o la prestación de un servicio no gravado –esto es, no sujeto- al impuesto al valor agregado, debe colocarse al lado de su precio de venta la leyenda “(E)”, antes únicamente reservado para las operaciones exentas o exoneradas del impuesto al valor agregado; asimismo, es necesario reflejar el número de control de la factura que soporta la operación al momento de la emisión de notas de débito o de crédito, en caso que aquella haya sido emitida sobre un formato o sobre una forma libre elaboradas por imprentas autorizadas. Ya no es obligatorio incluir en la factura (i) reflejar las condiciones de pago; (ii) describir el bien enajenado o el servicio prestado en un espacio máximo de 5 líneas; y (iii) la mención “facturas de exportación” en los casos de exportación de bienes o servicios, bastando la referencia a la denominación "factura”.
 
En el caso de las facturas emitidas por cuenta de terceros, la Providencia Nº 257 agrega toda una serie de requisitos adicionales, no exigidos previamente por la Providencia Nº 591 para su emisión, a saber: (i) nombre o razón social y número de RIF del tercero; (ii) descripción de la venta del bien o de la prestación del servicio, con indicación de la cantidad y monto, y si el bien o servicio están exentos, exonerados o no sujetos al impuesto al valor agregado, entonces deberá colocarse la leyenda “(E)” a su lado; (iii) especificación del monto total de la base imponible del impuesto al valor agregado, de ser el caso, discriminada según la alícuota, indicando el porcentaje aplicable, así como el monto total exento o exonerado; (iv) especificación del monto total del impuesto al valor agregado discriminado según la alícuota aplicable en cada caso, e indicando el porcentaje aplicable; (v) indicación del valor total de la venta de los bienes o de la prestación del servicio o de la suma de ambos, si corresponde; y (vi) en el caso de operaciones gravadas con el impuesto al valor agregado, cuya contraprestación haya sido expresada en moneda extranjera, equivalente a la cantidad correspondiente en moneda nacional, deben constar ambas cantidades en la factura, con indicación del monto total y del tipo de cambio aplicable. En este caso, el emisor deberá entregar una copia certificada de la factura a los sujetos a favor de quienes se emite dentro de los 5 días siguientes a su emisión, ex artículo 31 de la Providencia Nº 257.
 
Ahora bien, en los casos de facturas emitidas en el extranjero por personas no residentes, la Providencia Nº 257 indica que estos documentos deben cumplir con lo señalado en la legislación aduanera, en caso que la operación respectiva implique la importación de bienes.
 
En las disposiciones comunes a la emisión de facturas y otros documentos, es innovador respecto del régimen previsto en la Providencia Nº 591 la supresión de la referencia que contenía dicha Providencia, en cuanto a que las facturas emitidas (i) en distintas áreas de un mismo establecimiento; (ii) en más de un establecimiento o sucursal; o (iii) fuera del establecimiento, siempre que el emisor carezca de sistemas centralizados de facturación, deban utilizarse por cada área o por cada establecimiento o sucursal, manteniéndose la obligación de imprimir tales comprobantes por series que deben mantener una numeración consecutiva y única.
 
Desde el punto de vista de los requisitos preimpresos de las facturas y otros documentos equivalentes, la Providencia Nº 257 presenta las siguientes innovaciones, respecto de la regulación anterior contenida en la Providencia Nº 591: (i) para las facturas que se emitan manual o mecánicamente, es necesario –cuando corresponda- colocar la palabra “serie” y los caracteres que las identifiquen y diferencien (letras, números); (ii) es obligatorio que las formas libres no incluyan preimpresa la mención “factura” u otra semejante, ex artículo 30 de la nueva Providencia; y (iii) la Providencia Nº 257 omite expresamente la referencia contenida en la Providencia Nº 591 respecto de la posibilidad de empleo de los formatos de facturas incluidos en el website del SENIAT (http://www.seniat.gob.ve/).
 
El reverso de la factura es únicamente utilizable para incluir la siguiente información: (i) nombre, razón social, domicilio fiscal y número de RIF del emisor; (ii) razón social y RIF de imprenta autorizada; (iii) número y fecha de la Providencia de autorización de la imprenta; (iv) números de control asignados; y (v) fecha de elaboración del formato o forma libre.
 
Por su parte, la Providencia Nº 257 incluye una norma que regula los casos en los que los sujetos pasivos están relevados de la obligación de generar físicamente copia de las facturas, cuestión que fue inexplicablemente silenciada en la Providencia Nº 591, estableciendo los supuestos en los que tal excepción opera, a saber, cuando: (i) se emitan mensualmente 5.000 o más documentos sobre formas libres; (ii) se conserve una imagen digital de cada documento original, mediante la transformación del documento físico a formato electrónico; (iii) se registren las operaciones en el libro de ventas, indicando, adicionalmente a los datos exigidos en las normas tributarias, el número de control de las formas libres utilizadas; (iv) no sea uno de los sujetos obligados a utilizar máquinas fiscales; o (v) se transmitan mensualmente las operaciones efectuadas a la Administración Tributaria, según las especificaciones contenidas en su website (http://www.seniat.gov.ve/).
 
Igualmente, se elimina la obligación de destruir los formatos de facturas en supuesto de revocatoria de la autorización otorgada a la imprenta, y se establece que en caso de que los formatos de facturas se encuentren dañados o no puedan utilizarse por disposición del SENIAT, deberá solicitarse la autorización para destruirlas dentro de los 15 días continuos de haber ocurrida una de estas causas. Si se produce un cambio en la identificación del emisor, podrán utilizarse las facturas viejas por un plazo de 30 días continuos, luego de los cuales deberá solicitarse la destrucción de los formatos antiguos dentro del plazo de 15 días.
 
La Providencia en comentarios entró en vigencia al momento de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Sin embargo, mantiene el lapso de gracia a que hacía referencia la Providencia Nº 591 respecto de la utilización de los formatos de facturas y otros comprobantes que fueron realizados previa su vigencia, de acuerdo con la Resolución del Ministerio de Finanzas Nº 320, publicada en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 36.859, del 29 de diciembre de 1999. Tales comprobantes podrán emplearse hasta el 31 de agosto de 2008 o hasta agotar su existencia, lo que ocurra primero.

 

Language select

EspañolEnglish

Lawyers

Compartir...

Social Web

Siganos por

Twitter Image